martes, 21 de febrero de 2017



Una serie de pensamientos desdichados.


I


Vida, vida mía,
que lejos estás de mi,
el destino nos engaña, juega y nos miente en la cara.
Cada dia que pasa te extraño más y más,
aquel amor se fortalece, crece y nos ilusiona,
cada paraiso encerrado en tus ojos
es la calma mas serena de mi alma,
ahogas mis tormentos mas oscuros,
cada sonrisa tuya es vida entre la desdicha
y mi alma ahora anhela tu esencia, 
esa que es tan pura como el viento,
tan transparente como el cielo.
Querido amor, ven y cantemos por el mundo
el jubilo de nuestra alegría,
para que las estrellas se unan como una sola
y para que el cosmos sepa del legado de nuestro amor,
sabes que esto será inmortal,
inquebrantables armonias de colores 
en el resplandor de tus ojos.
 Si tan solo estuvieras aquí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario